Experimentando el Nivel 5 del Aprendizaje Shambhala

El cielo abierto que gran nombre para un curso tan intenso.

Intenso e inmenso como el cielo, que pequeña me sentí con tanto espacio.

cieloEste  quinto nivel junto con el segundo, “El nacimiento del guerrero” , ha sido en mi experiencia personal los que más me han tocado mi zona de confort, mis sentimientos. Me parecía tan fácil dejarme ser ¡ufff que equivocada estaba!. Cuán difícil es no ser esa Sole perfecta, sin defectos evidentes e invulnerable .Dejar ver ese corazón herido por estar abierto, dejarlo al desnudo completamente es sentir ,amar ,valorar cada instante pero también es exponerlo a sufrir por sentir. Yo desde esta reflexión me comprometo a abrirlo al mundo. A ser una auténtica guerrera de Shambhala. A vivir y a morir con dignidad y elegancia, quiero SER siempre. Permitir que se vea mi fango, como bien decía Julia, compañera y hermana en este camino, …”Del fango nace el loto”.

Al fin y al cabo no se trata de SER perfecta solo SER con todo lo que conlleva. Me comprometo a cuidar esa bondad fundamental que todos llevamos dentro ,despierta y siempre atenta en este lindo cielo. Me comprometo a enfrentarme a mis miedos ,a estar presente en un espacio sin tiempo.

A sentir compasión sin juicio ni prejuicios y por supuesto a amar locamente. Como alguien dijo una vez ….una guerrera no se rinde ante lo que le apasiona, encuentra el amor en lo que hace.

Gracias a todos.

María Soledad  Hernánz