Sola por un momento

Se acercan fechas muy entrañables. Días de fiesta y de celebración. Días de compartir en familia, con amigos, compañeros de trabajo o con quien podamos. Momentos de recuerdos y añoranzas, risas y alegrías, tristezas y alguna que otra lágrima. Ante tanto revuelco emocional salimos a la calle y esquina tras esquina, parque tras parque, comercio tras comercio, todo está adornado cuidando el más mínimo detalle. Árboles que se alzan majestuosos, a cuál más grande y llamativo. Figuras navideñas que hacen sentirnos diminutos presenciándolas a través de los ojos de un niño. Y luces, muchas, muchas, luces. Grandes, rojas, verdes, azules, formando brillantes alegorías…

Y entre tanto destello, paseando por esas calles que simulan una ciudad de fantasía, ahí, en ese preciso instante, ahora….nosotros. Quedamos fascinados ante tanta belleza desmesurada que nos nubla nuestro sentir más profundo. El único y verdadero motor que nos hace ser partícipes de cada momento de nuestra vida en un único e irrepetible momento.

Queremos regalar a los demás aquello que creemos que les hará ilusión. Buscamos como locos por las tiendas eso que lleva tanto anhelando y que tengo que conseguirlo para esa persona especial.

Entre tanto ruido y algarabía, resuena un silencio al compás de una apacible respiración que me invita a decir PÁRATE y RESPIRA. Desacelera el ritmo frenético que traes contigo. Deja afuera todo aquello que te angustia, quiero que conozcas y aprecies el mayor regalo que siempre has tenido….TÚ. A partir de ahora, tú vas a ser el mejor compañero de camino, pero no vas a estar sola. Podrás comprobar que todos, absolutamente todos, estamos en el mismo camino. Algunos ya hemos tenido el gran placer de encontrarnos, de conocernos y de amarnos.

Dicen que a todos nos llega nuestro momento. Que vinimos a este mundo para hacer algo más que pasar de largo. Puede que sea cierto o tal vez no. Yo sólo sé, que hace un año, para estas fechas, encontré el sentido de las mismas. Y más lejos de los adornos y las luces está un nacimiento, un resurgir, un encontrarnos. Así pues les invito a reconstruir su historia ofreciéndoles el mejor regalo que puedo brindarles con amabilidad.

Y ese PRESENTE se llama AHORA.

Carmen Martín

1 thought on “Sola por un momento

  1. Sole

    Hermoso regalo, gracias por tan sentidas y autenticas palabras. Gracias, por hacerme recordar el ahora, porhacerme sentir.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *